Violencia contra alcaldes

A parte de diversos tipos de violencia/delincuencia que los medios han puesto en evidencia como son, entre otros, la resultante de ajustes de cuentas entre miembros del crimen organizado, los feminicidios, robos, secuestros, ataques a periodistas, migrantes, etc., hay una que demuestra de forma más clara la debilidad del sistema político en lo que atañe a la función de la seguridad en ciertos estratos, refiriéndome a la violencia cuyas víctimas son los alcaldes, ya sea que en ese momento hayan estado ejerciendo el cargo, lo hayan hecho o, siendo electos, lo fueran a ejercer.

Aquí la infografía publicada en redes (Facebook y Twitter) por la Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC)

Imagen
Si quieres ver la imagen en tamaño real, dale clic a la siguiente dirección: https://algoynada.files.wordpress.com/2018/01/imagen.png

Ante estos hechos, igual que los demás que he mencionado, surgen más preguntas que formas de resolverlas:

  • ¿Por qué determinados Estados resaltan por el número de víctimas?
  • ¿En qué estriba la diferencia en la forma de combatir a la delincuencia?
  • ¿Qué les falta a los Estados/municipios para ser eficaces o, por lo menos, reducir la criminalidad como otros gobiernos?
  • ¿Cómo analizar la relación entre tales gobiernos municipales y la influencia en ellos del crimen organizado?
  • ¿Cuál es el principal factor que determina que en algunos municipios el nivel de intervención/corrupción de la delincuencia organizada en sus administraciones sea combatible?
  • ¿Cómo cambiar la relación que existe entre el presupuesto destinado a combatir la inseguridad y los municipios en los que se ha registrado mayor incidencia delictiva?
  • ¿Tendrá que ver, además, el desarrollo socioeconómico de la población con la incidencia de ataques a los presidentes municipales?
  • ¿Cómo resolver los problemas de disputa de legitimidad/apoyo moral del pueblo, entre quienes ocupan un cargo por la vía legal y quienes lo condicionan como miembros del crimen organizado?

Las respuestas a estas y otras interrogantes no pueden ser solo un categórico “sí tiene que ver” o “no”, cualquiera que vea las noticias se dará cuenta que los problemas no se resuelven o explican tan fácilmente.

Ahora que van a ser las próximas elecciones en este año, es probable que las propuestas para resolver este y otros problemas puedan ser variadas, pero, las que fueren simplonas son las más sospechosas.

hqdefault

Pide un deseo y el candidato te lo concederá… .

En la siguiente página pongo algunos ejemplos de simplezas, de esas que dicen “el qué”, pero no dicen claramente “el cómo”.

Anuncios